A causa de la noche

Because the night
Ellroy James, 1984

-Las heridas psicológicas del caso anterior, "el carnicero de Hollywood", aún están abiertas en Hopkins cuando es solicitado para resolver la desaparición de un prestigioso policía. Sus métodos conllevan admiración, casi idolatría por buena parte del cuerpo policial incluso de algunos "popes" así como un profundo desprecio y rechazo por parte de otros. En esta historia Hopkins nos arrastra a un perverso juego de psicopatías e infernales laberintos individuales, pero a la vez comunes con su peculiar adversario.