Si no lo matamos

Si no, lo matamos
Ribas Rosa, 2016

-Como no había sucedido antes en esta magnitud, Cornelia se ve enfrentada a sus propios compañeros por divergencias e inesperadas complicaciones en un caso que parecía sencillo al principio. Como nubarrones de tormentas, estos hechos disparan oscuros recuerdos; evocan sus miedos y angustias, algunos de las cuales determinaron su ingreso al cuerpo policial.