El arriero de La Providence

Le charretier de «La Providence»
Simenon Georges, 1931

-Un Maigret incansable, decidido a dar con el asesino recorre las esclusas por más de 40 kilómetros en bicicleta o a pie urgido por sospechosos que podrían abandonar el lugar e irse al extranjero.
-La ambientación, la descripción de los personajes y el detallado trabajo de los arrieros, gamberros y de quienes manejan las esclusas en esta parte de Francia es impecable.