Siete días de julio

Siete días de julio
Sierra i Fabra Jordi, 2010

-Tras siete años en un campo de prisioneros llamado "El Valle de los caídos" Mascarell es extrañamente indultado y vuelve a su lugar en el mundo, Barcelona. La Barcelona bombardeada, destruida por la miseria y la violenta represión instaurada por el régimen. Allí se dará cuenta que los vencidos serán vencidos para siempre y tratados como tales por lo que intuye, hasta el fin de los tiempos. Desolado, en absoluta soledad y abandono, inexplicablemente es localizado en una pensión donde se aloja para recibir un encargo. Un trabajo. Alguien lo recordaba como policía, lo ha localizado. Es una puerta que se abre y como en los cuentos y también en la vida real, es la puerta que abre luego infinitas puertas, algunas bienvenidas y otras que jamás debieron ser ubicadas y menos abiertas. El ahora ex Inspector de policía Miquel Mascarell está en marcha, aunque no sabe bien para qué. Quimeta y su hijo, su mundo, ya están muertos.