Importante personaje
Los personajes de Un mundo de novela

Camel Club

Quizás, ¿tendríamos un mundo más injusto sin Camel Club, o quizás lo contrario?
Camel Club es una pequeña organización compuesta por cuatro civiles cercanos en cuanto a distancia se refiere a nada menos que la Casa Blanca en Washington.
Son muy diversos física e intelectualmente, de distintos oficios y habilidades teniendo en común haber sido sobrevivientes de tragedias, leales a su país EEUU y haber tropezado en la vida con Oliver Stone, que se hace llamar así para despistar y proyectarse hacia los demás como una fábula o un individuo de historieta e inexistente aunque es un profesional altamente calificado de los servicios secretos estadounidense retirado y cuyo nombre real responde a un agente legendario dentro del departamento.
Ha sido Oliver Stone quien al andar por la vida tras su retiro ayudó en su tragedia y recuperó a los otros tres miembros del Club cuyas características personales eran apropiadas para las intenciones de Stone, aunque él mismo considerara que ellos tres también le habían salvado a él del derrumbe personal. Ellos cuatro serían la salvaguarda, último recurso defensivo de la legalidad ante los continuos complots, conspiraciones, traiciones que tomando envergadura pudieran comprometer seriamente las instituciones federales incluyendo al Presidente y sus allegados. Obviamente, todo por cuenta e iniciativa particular e individual. En las historias del Camel Club se desnuda la feroz lucha por el poder absoluto dentro de los círculos más allegados a la política, dando a conocer procedimientos, ejercicios y adiestramiento de los servicios secretos y cómo estos mismos servicios incluso pueden llegar a poner en peligro a la propia Nación a la cual sirven y al final acreditar el mito urbano que recorre el mundo… que éstos mismos servicios ultra preparados, casi inhumanamente, tienen en sus directores a los verdaderos dueños del poder absoluto o por lo menos a los más terribles pretendientes… Por dinero, por ideologías fanatizadas o por lo que fuera. En esta lucha participa la élite de la política, de la mafia, empresarios multimillonarios e inescrupulosos y el terrorismo internacional.

OLIVER STONE
Es el líder del Camel Club. Es el guardián de la cripta del monte. Iglesia Metodista Unida Zion. Fue miembro de la estimada y ficticia división "Triple Seis" de la CIA, compuesta por asesinos gubernamentales altamente calificados. Stone mismo también es monitoreado por el gobierno, que constantemente tiene agentes que lo observan.
«Stone exhaló un largo suspiro. Había pasado tantos cumpleaños sin celebrar que de hecho tenía que pensar cuántos años tenía. «Sesenta y uno —se dijo—. Tengo sesenta y un años». Había fundado el Camel Club hacía tiempo con el objetivo de examinar a quienes estaban en el poder y para poner el grito en el cielo cuando consideraban que la situación iba mal, lo cual sucedía a menudo. Había vigilado el exterior de la Casa Blanca, anotando sus observaciones y luchando por causas que, al parecer, otras personas ya no consideraban importantes, como la verdad y la responsabilidad. Empezaba a plantearse si valía la pena…..Stone apoyó su cuerpo de metro noventa contra la pared»
Después de pasar años sumido en un comportamiento destructivo, Stone había dedicado los últimos treinta años de su vida a buscar una forma de redención personal. En su opinión, todavía le quedaba mucho por hacer.

REUBEN RHODES
Tiene alrededor de sesenta años, mide casi dos metros de altura y tiene la complexión de un jugador de rugby. Completa su apariencia el pelo negro y rizado hasta los hombros, una barba descuidada y una expresión pesarosa en la mirada que, a veces, le hace parecer un loco; lo cual, en ocasiones era más que cierto y su indumentaria generalmente consta de unos vaqueros sucios, camisa de franela y mocasines gastados.
Al caminar se sujeta el costado con una mano por el dolor que casi siempre le acompañaba al ser propenso a tener piedras en el riñón.
Veterano de la guerra de Vietnam con muchas condecoraciones y ex empleado de la DIA, Agencia de Inteligencia de la Defensa, actualmente trabaja en un muelle de carga después de que su carrera militar se fuera al garete por culpa del alcohol, las pastillas y su indignación por la guerra que criticó con indiscreción. Se desintoxicó con ayuda de Oliver Stone, quien lo encontró durmiendo la borrachera bajo un arce en el cementerio nacional de Arlington
Su mayor orgullo lo constituye su motocicleta Indian de 1928, cuya particularidad era que llevaba el sidecar a la izquierda.

CALEB SHAW
Un tipo de estatura media con un poco de barriga, pelo corto y cano de unos cincuenta y pico, fanatizado con vestir ropa del siglo XIX y acompañado de lentes de cristales muy gruesos, de lo contrario no puede leer ni el encabezado de un periódico.
Posee un doctorado en Ciencias Políticas y Literatura del siglo XVIII, lleva trabajando más de una década en la sala de lectura de Libros Raros de la Biblioteca del Congreso. Soltero y sin hijos, la biblioteca, aparte de sus amigos, constituye la pasión de su vida.
Caleb también había pasado por momentos difíciles.
Había perdido a uno de sus hermanos mayores en Vietnam y sus padres habían muerto trágicamente hacía más de quince años. Stone había conocido a Caleb cuando estaba sumido en un pozo de desesperación, cuando parecía que el bibliotecario había perdido el deseo de seguir adelante. Stone entabló amistad con él, le presentó al dueño de una librería que necesitaba ayuda urgentemente y, poco a poco, Caleb fue superando la depresión gracias a su amor por la lectura. Lo que jamás superaría es su aversión a la modernidad y la tecnología.

MILTON FARB
Tipo de metro ochenta, delgado, pelo rubio rojizo y canoso más