Importante personaje
Los personajes de Un mundo de novela

Dr. Gideon Fell

Es sin dudas el personaje estrella de Dickson Carr. Se sobreentiende esta valoración al transferirle a él todos los conocimientos adquiridos sobre la novela policial al haber leído, más que leído estudiado, a los maestros que le antecedieron en este género. Y hablamos de Doyle, Chesterton, Gastón Leroux, Poe y otros... hasta Kipling merece ser citado y analizado. De Kipling dice a través de su personaje... "Podremos parafrasear a Kipling del siguiente modo: “Hay sesenta y nueve maneras de construir una trama policíaca y cada una de ellas es buena”. Ahora bien; si yo dijera que cada una de ellas es igualmente interesante para mí, sería (para expresarlo tan urbanamente como sea posible) un mentiroso infame."
Del Dr. Gideon Fell se trata... Un viejo profesor de distintas materias que continua ligado a sus alumnos y centros académicos con sus disertaciones y charlas informales o formales... se dice ahora que está estudiando el hábito inglés de ingerir cerveza... de enorme corpachón y grandes y superpuestas papadas, de años indefinidos pero seguramente muchos y sirviéndose de dos bastones para caminar. Usa una capa negra con la cual se envuelve y un sombrero tejano y adorna su cara con un gran bigote. Su presencia casi siempre se halla semioculta por la nube de humo de sus puros fumados sin pausa uno tras otro y sus lentes se hallan asegurados a un fina cinta negra que sobresale por el costado de su rostro. Tal como imaginamos luego de esta descripción, es lento para moverse, en parte ocioso, ama su biblioteca y sus desvencijados sillones pues se han deshecho en las partes necesarias para darle a él mayor comodidad. La biblioteca es el espacio preferido dentro de su casa pues puede encerrarse y esconderse de su gruñona y curiosa esposa y más o menos hacer lo que le venga en gana...como por ejemplo gratificarse con alguna bebida o dormir sobre el escritorio, también recibir a sus amigos y saborear un exquisito ponche, circunstancias que le alegran sobremanera. Tiene hasta un pequeño laboratorio químico que referido por él mismo le ha servido para hacer montones de experimentos... "salvo prender fuego la casa". De viejo se ha convertido en un investigador aficionado pues es autodidacta aunque muy instruido y no es poca cosa... tiene al Inspector ahora ascendido a Comisario Hadley en un puño, nada menos que comisario del Criminal Investigation Departement, (CID). Podemos imaginar la gracia que puede causar a Hadley que este hombre esté metido siempre en las investigaciones más complejas, las monopolice, los tenga como secundones y a sabiendas que es un genio aguantar hasta el final de sus elucubraciones puesto que no da pistas hasta que él mismo no lo tiene todo resuelto...
Es conocido casi por todos puesto que ya se ha hecho una fama además de su historial académico, permitiéndole esta circunstancia lograr la mayoría de las veces, entrar en la confianza de los testigos de un crimen mientras cierran la boca ante Hadley... consigue avanzar gracias a sus contrastantes modales que destilan paciencia, sonrisas, buen humor con otros donde puede ser tan directo que sorprende o responder con gruñidos y golpes sobre la superficie que tiene más a mano. De cualquier forma avanza en su análisis hasta darle a Hadley el reo que tanto busca y también el mérito para su Departamento.
Sus conocimientos sobre el endiablado campo del crimen tipificado como realizado en «habitación herméticamente cerrada». le lleva incluso a disertar ante algunos testigos y el propio Comisario Hadley concediéndonos una verdadera clase sobre la materia expuesta en "El hombre hueco" cap. XVII. Este hombre sorprende por sus variados conocimientos sobre prácticamente cualquier tema.
Fuera de su eminente figura en el campo investigativo, poco sabemos del Dr. Fell.
Sabemos que se halla casado aunque no se nos da a conocer el nombre de su esposa, sólo que es gruñona, no alcanza a ordenar lo que su esposo desordena o rompe y comparte salidas y reuniones con las esposas de los amigos de Fell como por ejemplo mistress Hadley. Él es el protagonista de 23 novelas de misterio desde 1933 a 1967, así como un par de historias cortas. El Dr. Fell es un inglés que vive alternadamente en los suburbios de Londres o en el propio centro en Adelphi Terrace n.º 1 donde tiene la tan mentada biblioteca y su laboratorio; también se ha alojado en algún otro sitio como una casa de campo ubicada en la campiña inglesa, situada en la imaginaria localidad de Chatterham en el condado de Lincolnshire en Inglaterra, a 200 km de Londres.
Claro que al hablar de Fell obligatoriamente debemos incluir a Hadley del cual ya adelantamos su cargo y posición dentro de Scotland Yard. Es la contracara de Fell en el sentido que Hadley, hombre ya mayor y también de cuerpo rechoncho y pesado, es el clásico policía que busca simplificar la tarea investigativa, es de poca paciencia y también es sensible a las presiones mediáticas y corporativas del Departamento. Busca rápidamente culpables entre los sospechosos, claro que cuando éstos son complejos es Fell quien lo salva de hacer papelones y él lo aprecia aunque bajo protesta. Ya a esta altura puede decirse que Hadley es un buen amigo de Fell, sus esposas comparten salidas y ellos reuniones informales de esparcimiento aunque rápidamente se tornen en reuniones de trabajo... y de rompederos de cabeza.
Confieso que no he leído toda la serie de Fell por dos razones principales... no dispongo de la totalidad de sus libros y luego por ser un tanto densa su lectura.
Quizás mi forma de procesar la lectura de una novela policial se asemeje más a Bosch que a Fell y es sólo mi gusto. Me encanta terminar un libro en unos pocos días recordando casi toda la trama incluso pormenores para luego volver sobr