Importante personaje
Los personajes de Un mundo de novela

Detective Hércules Poirot

Es el personaje más famoso de la escritora británica Agatha Christie. Mr. Poirot impresiona a todo el mundo con la “utilización de sus células grises" para resolver los casos más complicados que se le presentan. Es un detective retirado que siempre tiene gran cantidad de trabajo y busca resolver misterios que le atraigan por su complejidad intelectual.
A diferencia de los modelos mencionados, Poirot es belga. Su llegada de un país ocupado por Alemania proporciona una muy buena razón del por qué un detective tan experto estaría sin trabajo y disponible para solucionar misterios en una casa de campo inglesa, pero también en el momento de la escritura fue considerada patriótica para expresar la solidaridad con los belgas, ya que la invasión de su país había constituido casus belli británico para entrar en la Primera Guerra Mundial.
Él medía apenas más de un metro sesenta, pero se desenvolvía con una gran dignidad. Su cabeza tenía exactamente la forma de un huevo y siempre la ladeaba un poco hacia un lado. Su bigote era muy tieso y militar. Incluso si toda su cara estuviera cubierta, las puntas del bigote y la nariz rosada serían visibles. La pulcritud de su vestimenta era casi increíble; creo que una mota de polvo le habría causado más dolor que una herida de bala. Sin embargo, este hombrecito de vestimenta pintoresca había sido en su tiempo uno de los miembros más famosos de la policía belga.
Sus métodos son totalmente distintos a los seguidos por la policía: él se detiene en el estudio de la naturaleza humana y utiliza la psicología para sacar conclusiones y llegar a la solución final del caso. Desprecia las pistas que al parecer se presentan claras, como huellas digitales, y se interesa más por los detalles que aparentan ser insignificantes, pero que luego resultan de vital importancia. La mayoría de los policías de Scotland Yard suelen burlarse de sus métodos, para luego ir aceptando lo inevitable. En muchas novelas, aparece sosteniendo una gran rivalidad con un policía de la Sûreté, Giraud, acostumbrado a metodología "más moderna", e incluso en "Asesinato en el campo de golf", llega a entablar una apuesta sobre quién resuelve primero el caso, poniendo como garantía su preciado bigote.
Algunos de los memorables escenarios donde Hercúlea Poirot resolvió sus casos son reales. Por ejemplo, la Isla de los Contrabandistas, que se menciona en "Maldad bajo el sol", es en realidad una pequeña porción de tierra llamada Burgh Island, frente a Bigur-on-sea, donde también se desarrolla la trama de "Diez negritos". La casa donde se comete el asesinato en "El templete de Nasse House", no es otra cosa que el embarcadero de la propia casa de la autora, Greenway, ubicada en Devon.
El argumento de "Asesinato en el Orient Express" se le ocurrió a Agatha Christie cuando viajaba en ese mismo tren y el vehículo se detuvo por efecto de la nieve, proporcionando a los pasajeros una noche de frío y temor. La escritora terminó el libro en un hotel cerca de la estación del Expreso de Oriente. La habitación que ocupó en ese hotel constituye hoy un pequeño museo de la autora.
La primera aparición de Hércules Poirot fue en "El misterioso caso de Styles", publicado en 1920, y su última aparición fue en "Telón", publicado en 1975, el año anterior a la muerte de Agatha Christie.
Hacia 1930, Agatha Christie encontró a Poirot "insufrible" y, hacia 1960, sintió que era "detestable, ampuloso, pesado, egocéntrico". Sin embargo, el público lo amaba y Christie rechazó matarlo, alegando que era su deber hacer lo que al público le gustaba, y lo que al público le gustaba era Poirot.
Finalmente, Poirot muere por complicaciones de la condición de su corazón al final de la obra Telón. En este cuento, Poirot mueve sus pastillas fuera de su propio alcance posiblemente por culpabilidad. Se vio forzado a ser asesino en el Telón, aunque fue por el beneficio de otros. El mismo Poirot admitió que quería matar a su víctima poco tiempo antes de su propia muerte para evitar sucumbir a la arrogancia del asesino.
El 'asesino' que Poirot buscaba no había matado a nadie expresamente, pero muy sutil y psicológicamente, había manipulado a otros para que mataran por él. Poirot, por lo tanto, se ve forzado a matar al hombre porque de otra manera hubiera continuado con sus acciones y nunca hubiera sido condenado oficialmente. Al final del cuento se revela que Poirot finge necesidad de una silla de ruedas para engañar a la gente diciendo que el sufre de artritis y dar la impresión de estar más enfermo de lo que está en la realidad. Sus últimas palabras grabadas son ¡Cher ami!, dichas a Hastings mientras el Capitán sale del cuarto. Poirot fue enterrado en Styles y su funeral (según el rito católico) fue arreglado por su mejor amigo Hastings y la hija de Hastings, Judith.

 


SERIE
El misterioso caso de Styles (The Mysterious Affair at Styles, 1920)
Asesinato en el campo de golf (The murder on the Links, 1923)
Poirot investiga (Poirot Investigates, 1924)
El asesinato de Rogelio Ackroyd (The Murder of Roger Ackroyd, 1926)
Los cuatro grandes (The big four, 1927)
El misterio del Tren Azul (The Mistery Of The Blue Train, 1928)
Peligro inminente (Peril At End House, 1932)
Poirot infringe la ley (The Hound of Death and Other Stories, 1933)
La muerte de Lord Edgware (Lord Edgware Dies, 1933)
Asesinato en el Orient Express (Murder on the Orient Express, 1934)
Tragedia en tres actos (Three act tragedy, 1935)