Importante personaje
Los personajes de Un mundo de novela

Sargento Inspector Sean Duffy

Terrible ser policía entre terroristas y falsos terroristas, al fin todos delincuentes. Es la historia de Sean Duffy.
Si bien el conflicto entre católicos y protestantes, ingleses e irlandeses con epicentro en Belfast ha ido menguando y neutralizándose tuvo en vilo al mundo entero durante casi treinta años. Oficialmente concluyó el 10 de abril de 1998. Y no hubo sólo dos bandos sino muchos. Al punto que se perdieron en parte las ideologías, las premisas y los originarios motivos por la lucha centrándose en la lucha misma y los beneficios que generaba para algunos mezclando en la contienda contrabando, drogas y vil mercenaje sin importar los caídos de todos los bandos. Zonas arrasadas, muertos e inválidos en casi todas las familias, miles y miles en el «paro» por cierre de fábricas y carencia de inversiones e iniciativa. Coches incendiados o reventados a la vera de todos los caminos y helicópteros sobrevolando permanentemente los cielos de Belfast mientras el olor a cordita impregna la atmósfera. Otros miles presos en cárceles especiales y dentro de estas cárceles muchos mueren por múltiples factores incluso algunos por huelgas de hambre como modo de reclamo. Adrián McKinty, el autor de esta serie, nos ha preparado una larga lista de siglas al inicio de la primer obra para señalar la multiplicidad de grupos ya legales o ilegales, oficialistas u opositores que componen la historia del Belfast bélico.
Sean Duffy es policía con cargo de Sargento Inspector perteneciente a la Royal Ulster Constabulary de Carrickfergus, en las afueras de Belfast. Ser policía en ese contexto implicaba ser permanentemente un blanco privilegiado para las hordas terroristas. Nuestro Sean Duffy lo sabe y respeta todas las rutinas de seguridad como mirar debajo del auto cada vez que deba ponerlo en movimiento por las bombas de mercurio que pueda llevar adosadas. Viste adecuadamente su ropa antidisturbios y controla sus armas reglamentarias e insiste en que sus ayudantes, Crabbie y McCallister también lo hagan. Duffy es un tipo joven, apenas 31 años al comienzo de la serie. (Nace en 1950 en Cushendun, poblado al norte de Belfast), y ésta transcurre en 1981 cuando el conflicto ya llevaba 12 años. Es hijo único, estuvo relacionado sentimentalmente en el pasado y por herencia es católico, lo que le trae aún más dificultades.
Duffy es un tipo muy especial... intelectual, musicólogo, egresado de la carrera de psicología en la universidad de Belfast y 10 años de piano. Es pacífico y también un soñador que conoce letras y acordes de los clásicos... sólo para citar algunos, Mozart, Wagner, Puccini. Y su destino era ejercer la psicología pero un brutal incidente cambió su vida y decidió ser policía. Si bien sus modales, lenguaje y forma de actuar lo destacan entre los otros policías, también resalta por ser un tipo muy listo, duro en el oficio cuando se le requiere. Detesta la violencia y prefiere que los "malos" se entreguen sin resistirse... prefiere arrestos y no ejecuciones aunque ha trascendido su fama por ser letal a la hora de enfrentarse a los tiros. También se ha hecho fama por indisciplinado, testarudo e individualista cuando cree tener la solución de un caso en términos que contrarían la política de sus superiores. También es poseedor de una buena cuota de polarización en sus sentimientos y forma de actuar. Resuelve sus estados de ánimo con algún porro e incluso con algunas drogas más duras sin caer en la drogadicción retornando a su hogar cual madriguera. Cuando no está de servicio viste al descuido hasta con camisetas del «Che Guevara», vaqueros viejos y zapatillas entre las que destacan las «Dr. Martens».
Estéticamente no es un adonis pero tiene lo suyo... 1.78 de estatura, unos 70 Kg de peso lo que le da un aspecto un tanto flacucho, nariz aguileña, pelo negro rizado y piel morena con ojos azul oscuro. Despierta algún que otro suspiro entre las mujeres que se le acercan. Ama la velocidad y se complace conduciendo a alta velocidad su BMW. También ama el tabaco americano, a Hendrix y después la Velvet tocando solo para él. Es fans de los Stone y de un montón de grupos y solistas cuya música aprecia, necesita o esquiva según sus estados de ánimo... el mismo expresa... ¿«Led Zeppelin, The Undertones, The Clash, The Rolling Stones, Deep Purple, AC/DC, Motorhead? Quita, quita, no estaba de humor para eso. ¿Carole King, Joan Baez, Joan Armatrading, Bowie? Ojeé las carpetas y me pregunté si Tapestry estaría bien para escuchar en ese momento. Decidí que sí, me preparé un gimlet de vodka y me tumbé en el sofá con la ventana abierta... Carole King reinterpretaba la canción Will You Love Me Tomorrow que originalmente había escrito para las Shirelles. La versión de King era la mejor...»
En algún punto conecto a este policía con Venancio "el perro" Lascano. Es que ambos deben lidiar con el crimen en el enrarecido contexto de la violencia terrorista con muertos y desaparecidos por doquier donde las responsabilidades y culpables se reparten entre delincuentes comunes, terroristas y también funcionarios del orden que se las apañan para cometer algún delito de modo que las culpas vayan para otro lado.
Muy buen personaje, acompañado de una descripción realista y muy poderosa de aquellos años terribles. Las historias se mueven a buen ritmo y resultan muy entretenidas. Sean Duffy es sobre todo un buen ser humano que trata con todas sus posibilidades de servir al cumplimiento de la ley y preservar la integridad de los inocentes. Tanto le da ayudar a su vecino como a la Reina de Inglaterra o a la Dama de Hierro. Tiene en sus manos casos de extrema importancia y aún así se mantiene humilde y noble en su trabajo, no sin recriminarse y autocensurarse actos que él cree reprobables.